5 tips para bajar de peso


1. Deficit calórico

El verdadero secreto para bajar de peso.

¿Qué es un deficit calórico?

Es el estado en donde tu cuerpo quema más calorías de las que ingiere, es decir, consumir menos calorías de las que quemas en el día. El funcionamiento de tu metabolismo va a depender de 3 factores:


- Metabolismo basal

Cantidad de energía que consumes al día. Conforme más músculo tengamos, mayor va a ser nuestro metabolismo basal.

- Termogénesis de la actividad física

Mientras más activo seas, más aumenta tu quema de grasa.

- Efecto térmico de los alimentos

Esto se refiere a los macronutrientes de los alimentos los cuáles juegan un papel importante en nuestro metabolismo.


Es importante consultar con un especialista para así poder conocer tus requerimientos para poder llevar a cabo la pérdida de grasa de manera saludable y sustentable.



2. Tomar mucha agua


- La deshidratación puede llegar a generar un estado de hidratación y antojo.

- Tomar agua ayuda a eliminar toxinas







3. Dormir por lo menos 7-8 horas al día

Al descansar tu cuerpo lo permites funcionar de la mejor manera para el siguiente día. Es en este momento donde tu cuerpo hace digestión y los músculos se recuperan. Si no descanses lo suficiente, es probable que la ansiedad por la comida y antojos aumenten, donde será más difícil cumplir tus metas.


Dormir bien:

- aumenta el estado de ánimo

- aumenta la resistencia física

- mejora la concentración

- incrementa la creatividad



4. Hacer ejercicio

Mantenerte activo ayudará a tu cuerpo a quemar más calorías, ayudando a la pérdida de grasa. Se recomienda hacer ejercicio por lo menos 30 min al día. El ejercicio de fuerza será de tus mejores aliados ya que al trabajar los músculos quemarás más calorías durante y después del ejercicio.



5. Controlar el estrés


El estrés aumenta los niveles de cortisol en el cuerpo, causando un aumento de peso. Por más que hagas dieta y ejercicio, este factor puede estar afectando tu progreso. Cuando atravesamos una situación de estrés, en nuestro organismo se disparan los niveles de cortisol, conocido también como la hormona del estrés. Ya que es el único proveedor de glucosa del cerebro, tratará de conseguirla por diferentes vías: destruyendo tejidos, proteínas musculares, ácidos grasos y cerrando la entrada de glucosa a otros tejidos. De esta forma, todas las funciones anabólicas de recuperación, renovación y creación de tejidos se paralizan y el organismo cambia al metabolismo catabólico para resolver esa situación de alarma. el cortisol provoca un aumento de insulina, que suele ir acompañado de un incremento del apetito.

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo